Atención y protección

Atención y protección infantil


Atención y protección infantil La atención y protección infantil involucra servicios cotidianos en establecimientos CEN, CINAI y CENCE, donde los niños y niñas permanecen en un entorno favorable, sano, seguro, estimulante y reciben atención mediante relaciones afectuosas para propiciar su óptimo desarrollo.

Según UNICEF (2006), cerca de un 20.3% de los niños/as menores de 12 años en el país habitan en hogares con jefatura femenina.. Un importante número de éstos son hogares de escasos recursos económicos con carencia de apoyo familiar para enfrentar la tarea de crianza infantil. Se ha demostrado que, cuando programas de atención a niños/as le ofrecen a la madre alguna liberación de su tiempo de cuidado a los niños, se le brinda la posibilidad de permanecer en el sistema educativo, de capacitarse o de desempeño laboral fuera del hogar. Esta situación repercute en un mejoramiento de los ingresos familiares, y por tanto, de las condiciones de vida.

Los escenarios en los que se despliega el componente de atención y protección integral son: educación inicial a preescolares, apoyo educativo a escolares, fomento de valores y cultura de paz, atención interdisciplinaria a casos prioritarios y sesiones educativas a padres o responsables.

Educación inicial a preescolares

Se entiende por educación inicial la del niño/a de 0 a 6 años y se refiere a los procesos educativos oportunos y pertinentes que se generan a partir de las necesidades, intereses y características del niño/a, a fin de favorecer aprendizajes significativos que aporten a su desarrollo integral, dentro de una concepción del mismo como persona en continuo perfeccionamiento humano.

Fomento de valores y cultura de paz

La cultura de la paz consiste en una serie de valores, actitudes y comportamientos que rechazan la violencia y previenen los conflictos tratando de atacar sus causas para solucionar los problemas mediante el diálogo y la negociación, tomando como base los Derechos Humanos. Para una verdadera atención integral y educación para la vida de los niños y niñas, resulta clave el fomento de valores y cultura de paz.

Sesiones educativas a padres o responsables

Son acciones educativas dirigidas a grupos familiares y la comunidad, para la promoción del crecimiento y desarrollo, ejecutadas de forma indirecta (medios de comunicación masiva y material educativos escrito) o directa (visitas domiciliares y sesiones educativas).

Esta tarea se desarrolla aprovechando todos los espacios posibles, grupales e individuales, para convocar a las familias, reconociendo también la diversidad y las tradiciones culturales en la crianza de los niños y niñas. La diversidad en las intervenciones en favor del crecimiento y desarrollo infantil se logra dando voz a la familia y la comunidad como unidad cultural con derechos.

Apoyo educativo a escolares

Son acciones dirigidas a niños/as de los 7 hasta los 13 años, durante el tiempo que permanece en el servicio de atención y protección diaria, orientadas a apoyar a la familia y a la escuela en su labor formadora y socializadora de la niñez.

Se fomenta en el niño/a la educación para la vida, mediante la construcción de ambientes de aprendizaje ricos en significados culturales, que aporten el valor de respeto a su condición de sujeto.

Atención interdisciplinaria a casos prioritarios

Incluye actividades diagnósticas, de atención individual o grupal por problemas de malnutrición o desarrollo psicomotor, la incorporación de familias al proceso de atención, referencias, contrarreferencias a instituciones especializadas y seguimiento de la población atendida. Para brindar este servicio se conforma un equipo integrado por profesionales en psicología, nutrición, terapia de lenguaje, terapia física, educación preescolar, enfermería, entre otros, que realizan acciones específicas con los niños/as que requieren de una atención especializada.

Se promueven acciones sinérgicas con la comunidad y otras instituciones, a fin de maximizar el impacto de las acciones correctivas.